Curiosidades que no sabías de The Beatles (Parte 1)

 

1. Decían que en los conciertos de The Beatles olía mucho a orina por la sobreexcitación de las chicas.

 

Mucha gente afirma que los espectáculos de Los Beatles eran famosos por el olor a pis. Concretamente, John B. Lynn, hijo del propietario de un lugar donde tocaban, contó a The Washington Post que en el concierto olía a pis por la sobreexcitación de las fans. Bob Geldof explicó a Q Magazine en 2010:

 

"Con The Beatles las chicas llegaban a lo más alto. Es un antiguo cliché, pero no se podía oír el concierto de todo lo que gritaban. Me acuerdo de mirar por el suelo del cine y ver riachuelos de pis por los pasillos. Las chicas se orinaban literalmente de la emoción. Así que lo que más asocio a The Beatles es el olor a orina".

 

 

2. George Harrison perdió la virginidad mientras el resto del grupo le espiaba. Luego aplaudieron cuando acabó.

 

Tune In, de Mark Lewisohn, es una antología de 3000 páginas sobre The Beatles en la que se puede leer la siguiente cita de George Harrison:

 

"Eché mi primer polvo en Hamburgo, mientras Paul, John y Pete Best me miraban. Estábamos en literas. No podían ver nada porque yo estaba debajo de la colcha, pero cuando terminé se pusieron a aplaudirme y a animarme. Por lo menos estuvieron callados entretanto".

 

3. The Beatles se separaron oficialmente en Disney World.

 

May Pang, antigua novia de Lennon, explicó en su libro, Instamatic Karma, y luego en The Daily Mail, el momento en que Lennon puso fin al grupo:

 

"Cuando John colgó el teléfono, se puso a mirar con melancolía por la ventana. Es como si pudiera verle recordando la experiencia del grupo en su mente.

 

Al final cogió su bolígrafo y, con aquel extraño telón de fondo, en el Hotel Polynesian Village en Disney World, acabó con la mayor banda de rock'n roll de la historia con una simple firma al final de la página".

 

4. The Beatles planeaban crear su propia comunidad utópica en las islas griegas.

 

En 1967, The Beatles estuvieron a punto de comprar una isla en la costa ateniense, donde pensaban crear una especie de comunidad utópica con sus familias y amigos. Parece que fue John Lennon quien lo propuso y dijo: "Lo han probado todo. Guerra, nacionalismo, fascismo, comunismo, capitalismo, asco, religión, y no funciona nada. Entonces, ¿por qué no esto?". El libro de Barry Miles, Paul McCartney: Many Years From Now, contiene una frase de McCartney: "Me alegro de no haberlo hecho porque todos los que probaron esas ideas al final se dieron cuenta de que siempre se formaban discusiones, de que siempre había alguien que se tenía que ocupar de limpiar y fregar las letrinas".

 

5. Un dentista introdujo a The Beatles en el LSD vertiéndoselo secretamente en el café.

 

John Riley, el "dentista malvado", como le llamaba George Harrison, metió en el LSD a Harrison, a su mujer, Patti Boyd, a John Lennon, y a la mujer de Lennon, Cynthia Lennon, un día que salieron todos juntos. Después de echárselo en el café, Cynthia Lennon describió la habitación "tan grande como el Albert Hall" y, aparentemente, George "se enamoró" de todas las personas que conoció esa noche. No queda claro si a Harrison y a Lennon les engañaron para tomar la dosis o si realmente ellos pidieron al dentista que lo hiciera cuando menos lo esperaran. En The Beatles Anthology, Harrison recuerda el incidente:

 

"La primera vez que tomamos LSD fue un accidente. Ocurrió por 1965, entre álbumes y tours. Fuimos víctimas inocentes del dentista malvado con quien quedamos y cenamos unas cuantas veces...

 

Después de la cena, le dije a John: 'Vámonos, ellos se irán pronto', y John me dijo 'vale', pero el dentista insistió: 'No os vayáis, quedaos aquí'. Y luego dijo: 'Bueno, acabaos al menos el café'.

Así que nos terminamos el café y al rato volví a decir: 'Vámonos, que ya es tarde'. El dentista le dijo algo a John, John se dio la vuelta y me dijo: 'Hemos tomado LSD'.

Yo sólo pensé, 'vale, ¿qué es eso? ¿qué más da? Vámonos'".

 

6. Los rusos soviéticos tenían que escuchar la música de The Beatles en escáneres de rayos X convertidos.

 

La música de The Beatles, junto con otras muchas bandas occidentales, fue prohibida en la Unión Soviética, haciendo de los vinilos un objeto preciado, costoso, e incluso peligroso, del mercado negro. Por eso se inventó un truco ingenioso para imprimir la música de forma barata en escáneres de rayos X usados, que se cogían de los vertederos del hospital o se compraban. A estos escáneres se les llamaba "la música en los huesos". Esta práctica se inició en los años 50, pero parece que fue la Beatlemania lo que provocó que aumentara de forma increíble la popularidad de este sistema.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
  • Facebook Radio TU!
  • Instagram Radio TU!
  • Twitter - Radio TU
Notas destacadas

Radio TU se unió a APTRA

1/10
Please reload

Notas recientes
Please reload

#RADIOTU

Todos los derechos reservados. Radio TU © Copyright 2023.

#UnimosHablaHispana - #SomosMasTU

@somosradiotu // Tel: 54911 7520 - 0603

www.radiotu.com / vos@radiotu.com

Estudio base ubicado en APTRA.

Asociación de periodistas televisivos y radiofónicos argentinos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES - ARGENTINA.

  • Whatsapp Radio TU
  • Instagram - Radio TU!
  • Facebook - Radio TU!
  • YouTube - Radio TU!